Japón.

Es común que los estudiantes en Japón cuenten con maestros en casa por varios años y que de esta manera se pueda establecer una comunicación abierta entre padres y maestros, acerca del progreso académico de los estudiantes. Los maestros también envían notas a los padres diariamente detallando el progreso y cualquier preocupación o asunto que se pueda presentar, de esta manera se establece un dialogo entre padre-maestro sobre el quehacer académico del estudiante, sus necesidades y las formas de intervenir si resultará necesario.