Hong Kong.

En 1999 el gobierno de Hong Kong decidió revisar el sistema educativo, para lo cual se invitó a más de 800 líderes de la comunidad, y a través de la mecánica del “árbol de la esperanza” en todas las escuelas, los propios estudiantes escribían sus esperanzas para la educación en su país. Con todo esto y el posterior análisis de comentarios y sugerencias de la población se han encaminado las reformas educativas impulsadas en gran parte por la participación activa de la comunidad.


Los padres son invitados también a participar en la escolaridad de sus hijos a través de voluntariado, reuniones con los profesores, asistiendo a sesiones informativas en las escuelas y ayudando a sus hijos con el trabajo escolar. Un estudio realizado por el Consejo de Servicio Social de Hong Kong 2010 encontró que el 42% de establecimientos locales y el 55% de minorías étnicas reportan ayudar a sus hijos en sus tareas escolares “todos los días”. Los porcentajes de participación son parecidos o incluso aumentan en cuestiones como la planeación escolar después de la secundaria, aspiraciones a educación universitaria y alcanzar la mayor escolaridad posible.

 

Sitios de interés de Hong Kong:

 

Comité de Cooperación entre Casa y Escuela

 

Departamento de Educación de Hong Kong